NUESTRA PARROQUIA

Nuestra Señora de Los Dolores

El 11 de febrero de 1955 fue fundada la parroquia Nuestra señora de los Dolores. Fue nombrado como primer párroco el presbítero Samuel Baena Peláez, quien asumió con entusiasmo su misión y construcción del templo parroquial.

Por algún motivo quiso reproducir el modelo del templo de San Simón de Ibagué, en forma de cruz en el centro del cementerio San Camilo. Uno de los grandes aciertos del padre Baena fue el gran vitral del presbiterio de unos ochenta metros cuadrados, que representa el descendimiento de Jesús de la cruz y puesto en brazos de la virgen Dolorosa. El padre Baena culmino la obra del templo con una cripta de osarios, adornando toda la edificación con un extraordinario Jardín que resalta la obra arquitectónica. En el año de 1964 el señor German Monsalve dono el presbiterio.

 

Son famosos en la ciudad los lunes al misericordioso que se celebran en la parroquia desde que fue párroco monseñor Carlos Arturo Isaza, quien durante varios años desempeño su labor pastoral en bien de la comunidad.

El padre Ramón Zapata siguiendo las directrices de Monseñor Fabio Suescún Mutis inicio con entusiasmo el proceso de nueva evangelización con la formación de varias comunidades evangelizadas y evangelizadoras.

El padre Duván Vélez dejo como legado dos hermosas capillas a los lados del presbiterio además de su gran labor por los más necesitados, lo mismo que el salón Darío Castrillón Hoyos.

El padre Lázaro Arbeláez fortaleció el proceso de nueva evangelización y al lado del padre John Edwin Arias le dio un nuevo aire espiritual a la comunidad en especial con la misa de los niños y el trabajo con los sectores parroquiales.

Luego es nombrado como párroco el padre John Dalfer Salazar quien venía de desempeñarse como rector del seminario Mayor quien trabajó arduamente con el proceso de nueva evangelización, y con el fortalecimiento de una liturgia digna, dejando muy organizados los diferentes ministerios y nueve comunidades de evangelización.

Actualmente el párroco de nuestra Señora de los Dolores es el padre Francisco Gilberto Arias Escudero el padre Pacho, quien viene trabajando con la nueva evangelización, en este momento existe doce comunidades de evangelización y se viene realizando por convocatoria el kerigma con doscientas cincuenta personas que están perseverando para el retiro kerigmático.

Desde que llego coloco su sello propio a las celebraciones, organizo el sistema acústico del templo con equipos de sonido de última tecnología. Organizo un sistema de televisión cerrado; construyo un portal para internet para trasmitir en tiempo real por la red las celebraciones; fortaleció la misa de los niños, las quinceañeras; el taller de Jesús; los talleres bíblicos; el mercado de los pobres.

Actualmente se está organizando el templo con un sistema nuevo de luminarias, la pintura del templo y la remodelación de todas las imágenes.

Hoy nuestra Señora de los dolores convoca cada fin de semana un promedio de siete mil fieles que vienen a participar de unas celebraciones vivas, con buenos contenidos en las homilías y con los recursos de la alta tecnología en comunicación que permiten que muchos feligreses quieran participar de sus celebraciones.